viernes, junio 22, 2007

Edificios Enfermos.

Heidegger caminando en el bosque

Durante los últimos meses, los trabajadores de una serie de edificios de oficinas de última generación se han visto afectados por una extraña enfermedad denominada lipoatrofia semicircular , de la cual no se tenían mayores antecedentes. Entre los edificios afectados se encuentran las históricas torres de oficinas de La Caixa, de Francesc Mitjans y José Antonio Coderch, la recientemente inaugurada Torre Agbar , de Jean Nouvel, y la nueva sede de Gas Natural de Miralles y Tagliabue.

Gas Natural tuvo que desalojar y cerrar su recién inaugurada sede, luego que un gran número de trabajadores presentara síntomas de pérdida de grasa en la zona de los muslos y las pantorrillas, como consecuencia, presumiblemente, de campos magnéticos o electricidad estática.
Luego de un largo pleito, los sindicatos de trabajadores de los edificios afectados lograron que La Caixa reconociera la dolencia como accidente laboral leve , e impulsara a la vez estudios científicos para determinar las cusas de las dolencias.

Y existía información referente a lo que se conoce con el nombre de Síndrome del edificio enfermo , y que tienen que ver con las condiciones medioambientales de los edificios de oficinas cerrados, con sistemas de ventilación y acondicionamiento ambiental artificial, pero este nuevo sindrome no tiene nada que ver con los síntomas descritos para esta dolencia.

Es al menos paradójico que estos edificios, pensados para trabajar y producir bajo óptimas condiciones, dotados de alta tecnología en cuanto a sus instalaciones, afecten de esta manera la salud de sus usuarios. Pareciera que hay algo que no estamos haciendo bien, algo en lo que no estamos pensando. Imagino los espacios de trabajo de algunos de los maestros, como le cabanon de Le Corbusier, o la pequeña cabaña en la Selva Negra en la que Heidegger escribió gran parte de sus obras, incluido su conocido ensayo 'Construir, Habitar, Pensar'. Hay algo en la escala, en los tiempos, en los modos, que resulta completamente contrapuesto a la actual manera de entender el trabajo. Hay algo que pareciera estar completamente perdido.

martes, junio 19, 2007

Chile en la Documenta 12


Este año se realiza la que quizás sea la más importante exposición de arte contemporáneo del mundo, la Documenta XII; desde el 16 de Junio, y hasta el 23 de Septiembre, la pequeña ciudad de Kassel se transforma en un escaparate privilegiado para enterarse de lo que está pasando en el mundo del arte, sus preocupaciones, tendencias, debates, preguntas y respuestas. Este año la discusión más mediática ha sido la protagonizada por el chef catalán Ferrán Adrià, invitado a participar por el curador y director artístico de la Documenta de este año, Roger M. Buergel. Los detractores alegan que un cocinero no tiene nada que hacer en una exposición de arte; los que lo apoyan, hablan acerca de la condición de arte de las innovadoras y experimentales recetas del chef. Artista o no, la verdad es que el debate ha llenado páginas de diarios, promoviendo la exposición y haciéndola llegar a un público al que probablemente nunca antes había llegado; una jugada maestra. Algunos articulos y reacciones aqui, aquí, y tambien aqui. El artista guardó secretamente su intervención, sumando expectación a la ya poco previsible participación del cocinero; el desvelamiento del misterio fue ‘sorprendente por lo simple’, según las propias palabras del chef: una Mesa Documenta en su restaurante El Bulli, en el que durante los cien días de la exposición, la organización de la feria enviará a dos comensales para que disfruten del menú degustación del restaurante ubicado en el pueblito de Roses, en la Costa Brava catalana; alojamiento, menú y desplazamiento será costeado por la Documenta; sequen sus cuentas y calculen si la inversión vale la pena; costo-beneficio que le llaman.
Y aquí la primera sorpresa: el primer invitado, el que inaugura la mesa Documenta es el artista chileno radicado en Australia Juan Dávila, que también está invitado a participar con obra en la exposición; Dávila es uno de los tres chilenos presentes en la Documenta; los otros dos son Gonzalo Díaz y Lotty Rosenfeld; y aquí la segunda sorpresa: esta última artista chilena también ha aparecido en la prensa internacional porque una brigada de limpieza borró su obra pensando que era una gamberrada; Rosenfeld reprodujo su obra “Una milla de cruces sobre el pavimento” en una calle de Kassel, pero la obra fue limpiada por unos barrenderos que no la reconocieron como tal. Vaya paradoja, la obra de arte se hace visible por su invisibilización, los desaparecidos de la dictadura reaparecen a través de un retorcido juego de casualidades y equívocos. El arte chileno se muestra al mundo a través de caminos insospechados.

Etiquetas: , ,

lunes, junio 04, 2007

Centro Galego de Arte Contentemporáneo




Comentaba antes respecto a nuestro viaje a Santiago de Compostela. Pudimos visitar en esta ciudad, aparte de la Ciudad de la Cultura, antes comentada, el Centro Galego de Arte Contemporáneo, diseñado por Alvaro Siza el año 1988, y acabado el año 1993. Es una experiencia muy interesante visitar un edificio más de diez años después de su inauguración, y después de haberlo visto solo en fotografías; y lo comento porque en verdad este edificio no se entiende si no es a través de su entorno, tanto el más inmediato: el convento de San Domingos de Monaval, y el parque de Bonaval, así como el más general, es decir, el núcleo histórico de la ciudad de Santiago.






Los recorridos interiores del edificio reproducen los zizaguenates caminos y senderos del parque, que se sitúa justo detrás del edificio, y que ya desde el interior se adivina, a través de las grandes aberturas que Siza abre en los muros del museo. La luz mortecina y nublada de Santiago se cuela por las ventanas, que inundan de luz natural las diferentes salas de exposiciones.






El edificio, revestido exteriormente de piedra, está cubierto después de todo el timpo pasado, por un musgo verde, que es el mismo que recubre todos los edificios de la ciudad; de esta manera, y a través de una serie de terrazas y quiebres, el edificio se inserta en la ciudad, revalorizando su entorno, dialogando con él.
Se trata en definitiva de un notable edificio, sencillo y noble, respetuoso y silencioso, todo lo contrario del proyecto de la Ciudad de la Cultura, que antes comentabamos. Para tomar nota.





Creative Commons License
Some of my work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 2.5 Spain License.

View My Stats